The newspapers and Darwin´s evolution

               

 PR2161110/Davinialópez 

Charles Darwin formuló hace más de cien años su famosa teoría de la evolución del hombre mediante la cual una especie cambia con el paso de sucesivas generaciones.  Al igual que el ser humano de manera lenta y progresiva ha ido variando su forma, la prensa, como si de un ser vivo se tratara, evoluciona lentamente mediante el rediseño de sus portadas.

Tomemos como ejemplo el diario El País. El primero de los principios en los que se apoya la teoría de la evolución afirma que existen pequeñas variaciones entre organismos que se transmiten por herencia. Esto es fácil de ver con sólo una ojeada de sus principales portadas a lo largo de sus treinta años de historia. Los cambios introducidos son pequeñas variaciones, como por ejemplo la tílde que se comienza a utilizar desde 2007, pero que continúan y perduran en el tiempo.

El segundo principio habla de la competencia. Nosotros hablaremos de publicidad. Si hicieramos un estudio exhaustivo como el de Greg Smith con las portadas de Los Ángeles Time, veriamos como la posición, la cantidad e incluso el contenido de la publicidad en la portada de este diario ha ido variando en función de la época. Posiblemente, si realizaramos un análisis comparativo de la edición on line y en papel al igual que Smith podríamos encontrar sugerente diferencias.

El tercer principio es el más sencillo. Las variaciones que mejor se adapten permanecerán, las menos ventajosas serán eliminadas. Esto es evidente. Analizando las portadas podemos ver como la entrada del color, la imágen sobre el texto e incluso la temática de tendencia más sensacionalista se han establecido como triunfadoras del proceso evolutivo.

El cuarto principio se refiere a la calidad gradual del proceso evolutivo y cada patente en todas las portadas. Si las analizaramos una por una veriamos que no hay una gran diferencia en portadas coetáneas y que para ver el cambio significatvo  tendríamos que hacer un recorrido a lo largo de numerosos años.

Por último, la teoría no se explica sin las mutaciones aleatorias. Sin un cambio importante que beneficie a una especie con respecto a otra la selección natural no es entendible. En prensa, el momento lo es todo. Sin esa fotográfía clave, sin el titular definitivo, sin la noticia en exclusiva no existiria el momento oportuno.  E incluso una mala decisión,como una desafortunada mutación, puede ocasionar consecuencias nefastas para el medio.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by ventura on noviembre 17, 2010 at 7:08 pm

    Muy interesante la forma de relacionar a darwin con la prensa.,

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: