A veces las cosas no son como parecen

 PR821122010/DaviniaLópez

Las cosas no son como parecen.

El miércoles pasado asistí a las Jornadas de Periodismo organizadas por la Universidad de Elche. Lo primero que me encontré al llegar fue a Antonio Lucas, uno de los ponentes a los que había ido a escuchar, sentado en un banco junto a la puerta. A pesar de haberlo visto en fotos me llamó la atención su juventud y su aspecto de periodista “moderno”, de esos que a pesar de su edad ya lo han conseguido casi todo (tengamos en cuenta que es redactor cultural de El Mundo ).

Llevaba una simpática bufanda roja y unas llamativas zapatillas de colores. En la mano varios ejemplares en papel de distintos periódicos. Unos minutos más tarde comenzó su charla. Las primeras frases fueron demoledoras, periodismo cultural frente al periodismo 2.0. Me quedé sorprendida, ¿ no pueden ir ambas cosas de la mano?. Lucas siguió hablando y nuevas sorpresas, “internet es un cajón desastre”, “no hay exigencia, ni voluntad de estilo” y por último el golpe final, “no tengo twitter,ni facebook, ni creo en su utilidad”. Ahora si que estaba perdida. Un periodista nacido en 1975, un joven de mi generación que no está inmerso en las nuevas tecnologías.  Jamás lo hubiera pensado. Un auténtico poeta, un romántico como quedan pocos.

 Los minutos siguieron pasando y cuando me di cuenta tenía enfrente al polémico Arcadi Espada. Todo un peso pesado en el periodismo español. Y de nuevo, Oh sorpresa!, viene con un Ipad en la mano. Esto si que no podía creermelo. Y no sólo eso, Espada tiene un blog, fue pionero de un diario digital y hasta tiene un perfil en Spotify.

Arcadi habla lento, pausado, selecciona las palabras y no tiene la frescura ni la sencillez en el hablar de la que presume Antonio Lucas. Aún así, de repente los papeles se han intercambiado. Espada es ahora el joven periodista entusiasta, encantado con los cambios que el periodismo ha sufrido en los últimos  tiempos. Antonio es la vieja gloria, el fósil aferrado a tiempos pasados. Incapaz de adaptarse al cambio a pesar de haber crecido dentro de “los nuevos tiempos”.

Nada de lo que hubiera imaginado.

Soprendida pienso que a veces las cosas no son como parecen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: