“Fe de Errores”. Todo un acierto

PR 910012011/ Jorge Sebastià

Confieso que cuando inicié ojeando las páginas de Fe de Errores ya me atrajo. Caí casualmente en la breve entrevista que Albert Montagut mantuvo con Warren Beatty. Parecía interesante. Posteriormente aterricé, prometo que casualmente, en el episodio del vídeo de Pedro J. ¡Esto promete!, pensé. Y no  me equivocaba.

 

Albert Montagut

No sólo por la agradable presentación de los episodios vividos – con los temas encuadrados y la flechita introduciéndolos , ni tampoco por las anécdotas o personajes que aparecen. El libro me enganchó por dos razones. La primera, es de carácter personal. Soy algo más joven que “Monty”, pero cuando él se iniciaba en el periodismo yo era un escolar en el colegio Sagrada Familia en Barcelona. Aunque niño, recuerdo alguno de los episodios que comenta, como el del accidente de la mujer del futbolista  Hansi Krankl, el “Ja sóc aquí” de Tarradellas, o los periódicos citados, como el deportivo 4-2-4 o el Catalunya Express. Y en especial el Noticiero Universal, que era el que iba a comprar a mi padre los domingos en el quiosco de la esquina. En suma, el libro me hizo volver a recordar aquellos tiempos de infancia, que todos solemos recordar con añoranza; en especial, cuando ya va teniendo una edad. La segunda razón es que, todo y ser un libro en parte autobiográfico, Montagut nos va dejando pinceladas de sus opiniones sobre lo que considera que debe ser el trabajo de un periodista. De un buen periodista, y no de un informador. Nos va dejando muestras de su ética personal y su valía profesional (me encantó su descripción del ambiente del salón de billares de NY), pero sin dogmatismos ni con imposturas de divo del periodismo. Al contrario, se muestra agradecido con todo aquel con quien ha compartido profesión (en especial con el recientemente fallecido Carlos Mendo) y para todos tiene un elogio o una palabra cariñosa. Incluso con aquellos con quien tuvo problemas (Antonio Caño, el substituto de Mendo al frente de la Corresponsalía de El País en EE. UU.). En definitiva, ética periodística de un profesional que no tenía complejos en apartarse de la “rueda” que los periodistas de sucesos de Barcelona tenían establecida, o de los corresponsales españoles que veían la ceremonia de los Óscar por la tele.  Alguien que ha pasado por “los dos bandos”, léase El País y El Mundo, por los gabinetes de prensa institucionales, pasando por sus varias etapas en El Periódico, y su aventura en lanzar el gratuito ADN,  ya significa alguna cosa. Si, además, ha dejado huella en todos, la cosa ya es de palabras mayores. No ha sido fácil acabar de leerlo. He tenido que comprar dos ejemplares, y aún así me ha hecho falta un tercero. En pleno debate sobre derechos de autores, no me importa que Montagut sea algo más rico. Reciprocidad obliga.

PS- Yo también soy un “exiliado emocional” del fútbol

FICHA TÉCNICA
Fe de Errores. Una historia de periodistas                                                                                                                       
 Autor: Albert Montagut                                                                                         
Ediciones Temas de Hoy
Madrid 2009
478 páginas
ISBN: 978-84-8460-763-2

 

 Titulares:

El periodismo es una forma de vida

El periodista es el que no  espera (las noticias)  sentado frente a un ordenador

Los periodos de formación son más fructíferos en los diarios pequeños

¿Cuántas noticias erróneas  se habrán publicado por revelaciones políticas de fuentes  únicas que no han sido verificadas?

Los medios han olvidado el reporterismo. Ese es el gran defecto del periodismo

Los detalles son los que en definitiva  marcan y dan la diferencia

Nunca se debe evitar el cara a cara c on una persona afectada por una información

El espíritu de 24/7 se está perdiendo, y lo que es peor, nadie lo fomenta

Con fuentes únicas hay que ser prudente y no tener prisa en publicar

Las noticias suelen tener su lado oculto

No hay mejor investigación que la que permite ir publicando informaciones 
sobre un tema día a día
El día a día lo configuran los problemas y no la información, como debería ser

Puedes informar, pero no molestar a alguien que no quiere hablar

Ante una duda, las enciclopedias y los diccionarios eran la herramienta para consultar 

Un buen reportaje siempre tiene cabida en un diario

“La teoría de los 6 elementos”: información; reportajes; fotonoticia; infografía; opinión y entrevista
El orgullo de trabajar para una gran cabecera se tiene que demostrar con un comportamiento profesional exquisito y sereno que muchos profesionales no acaban de entender

 El periodista no tienen otra función que infurmar, y no manipular o tomar partido

Cuando un periodista tiene en sus manos una gran historia necesita todo el apoyo del diario

Una corresponsalía es uno de los mejores destinos que puede tener un periodista

Un buen texto sin la foto adecuada no es una gran historia

La aparición de internet ha cambiado la concepción de los diarios locales

Ser discreto en un periódico es a la larga una gran virtud

La aparición de internet ha cambiado la concepción de los diarios locales

Los nuevos diarios necesitarán periodistas especializados

Hay instalada una legión de profesionales en los puestos de decisión que no han trabajado en las calles

El cambio del escenario periodístico está en las manos de las nuevas generaciones

La Prensa debe ser objetiva, crítica e independiente

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: